Boeing esta semana refleja un problema más amplio

0
9
Boeing

Trump considera imponer aranceles sobre sus exportaciones a EE.UU., y muchos están preocupados de que Boeing pueda estar al frente de esta guerra comercialBoeing

La fuerte erosión que han experimentado las acciones de Boeing Co. esta semana refleja un problema más amplio a medida que los inversionistas vuelven su atención a la política comercial del presidente Donald Trump.

Los inversionistas se preparan para posibles represalias de países como China mientras Trump considera imponer aranceles sobre sus exportaciones a EE.UU., y muchos están preocupados de que Boeing pueda estar al frente de esta guerra comercial. El vínculo entre Boeing y el mercado se ha fortalecido durante el último mes, según datos compilados por Bloomberg.

En 0.7, la medida de su correlación con el S&P 500 durante 22 días se ha fortalecido constantemente desde agosto, cuando los datos mostraron una correlación negativa.

Parte de la debilidad de Boeing “está obviamente asociada con algunos de los titulares sobre comercio”, dijo Jeff Windau, analista de Edward Jones a Bloomberg TV en una entrevista. “Es un exportador muy grande”.

El comercio, sin embargo, no es la única preocupación que pesa sobre el precio de las acciones de Boeing, que se encamina hacia su mayor retroceso semanal en más de dos años, tras caer casi 7%, en comparación con una caída del 1.2% para el índice S&P 500.

Los inversionistas en el gigante aeroespacial y de defensa también están preocupados por señales de estrés para los fabricantes de piezas aeroespaciales mientras Boeing y Airbus SE aumentan la producción de sus jets de un solo pasillo a niveles récord y planean incrementar aún más su producción para principios de la década del 2020.

Spirit AeroSystems Holdings Inc., que construye el 70% del jet 737 de Boeing, advirtió el miércoles que algunos de sus proveedores estaban luchando por mantener el ritmo. Lufthansa dijo el jueves que los retrasos en el motor se extendieron a una empresa conjunta de General Electric Co.-Safran SA que también construye turbinas para el 737 Max de Boeing.

Lea también: Rolls Royce gastará 315 millones de dólares en la reparación de los motores Trent 1000

“Creemos que los proveedores como grupo están remando muy duro debajo del agua, pero en última instancia esperamos que la mayoría de los problemas sean temporales y suponemos que los proveedores incurrirán en un costo adicional antes de causar retrasos en Boeing”, escribió el analista de JPMorgan Seth Seifman en una nota. “Una guerra comercial es un riesgo real, pero hay buenas razones para que China se resista a Boeing”.

Fuente: AGENCIA BLOOMBERG

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.