Un avión de LC Perú aterriza sin tren de nariz

El pasado domingo 19; uno de los aviones de la aerolínea LC Perú aterrizo de emergencia en el Aeropuerto Jorge Chávez en Lima Perú.

De acuerdo con el comunicado oficial brindado por la aerolínea; la aeronave presentó indicación en cabina de tren de nariz no asegurado; por lo que la tripulación reacciono de acuerdo a los protocolos establecidos por el fabricante del avión.

Debido a la falla presentada el avión se vio obligado a retornar al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez de la capital peruana.

Te puede interesar: Colapsa tren de nariz de un Boeing 737 de Angola Airlines

La aeronave se encontraba realizando vuelo #1323 con destino a la ciudad de Ayacucho, según indica la aerolínea en su comunicado.

Al momento de efectuar el aterrizaje el tren delantero no se extendió por completo, razón por la cual la tripulación recibía la indicación en cabina.

Gracias a la maniobra y a la reacción de la tripulación acorde a los protocolos de seguridad; Los 59 pasajeros y cinco miembros de tripulación están a salvo.

El aparato involucrado en el incidente corresponde a Bombardier DCH 8-Q400 de fabricación canadiense; y cubría la Ruta de Lima-Ayacucho al momento de la falla.

Algunos seguidores de la aerolínea han publicado imágenes de la aeronave que sufrió el incidente.

El sitio web AIRLIVE.net en su canal de YouTube compartieron el video del momento exacto en el que la aeronave se deslizaba sobre la pista con el tren bloqueado.

Airbus y Bombardier cerrarían el acuerdo para julio de este año

Airbus y BombardierEl acuerdo de Airbus SE para adquirir una participación de control en el programa del avión Series C de Bombardier Inc. podría estar listo para cuando se realice la feria Farnborough Air Show este verano, según personas familiarizadas con el asunto.

La aprobación antimonopolio para el plan, que los fabricantes de aviones esperaban para fines de año, es probable que llegue antes de lo esperado, de acuerdo con las personas, quienes solicitaron no ser identificadas ya que los procedimientos regulatorios son privados. El proceso hasta el momento no ha generado ningún problema, dijo una persona.

Un cierre más rápido en el acuerdo de Bombardier podría permitir a Airbus, con sede en Toulouse, Francia, comenzar a comercializar la Serie C junto con su propia familia de fuselaje estrecho A320 en la exposición de Farnborough, la más grande del año, que comienza el 16 de julio.

Boeing Co. dominaría el espectáculo al suroeste de Londres con el lanzamiento de un nuevo avión de tamaño medio llamado 797, aunque la compañía estadounidense ha indicado que puede tomar más tiempo construir el negocio.

Airbus y Bombardier se negaron a hacer comentarios sobre el estado del proceso antimonopolio, y repitieron las pautas anteriores sobre la escala de tiempo.

Bombardier, con sede en Montreal, llegó a un acuerdo con Airbus en octubre después de un fallo en Estados Unidos que señala que la Serie C había recibido ayuda ilegal de Canadá, lo que ponía en duda el futuro del programa.

La compañía europea dijo que construiría el avión en una fábrica en Alabama, evitando los aranceles impuestos como una multa, aunque en el caso de que el veredicto estadounidense preliminar fuera anulado. El presidente francés Emmanuel Macron visitará las instalaciones de Bombardier en Quebec en junio.

Lea también: Boeing y Embraer negocian la creación de una nueva empresa.

El futuro modelo de Boeing, oficialmente conocido como New Mid-market Airplane, o NMA, es probable que sea un importante foco de atención en Farnborough, se lance allí o no, ya que es el único avión de pasajeros original en desarrollo de los dos principales fabricantes de aviones.

Mientras Delta Air Lines Inc. y United Continental Holdings Inc. están interesados ​​en el jet, que reemplazaría a las viejas flotas Boeing 757 y 767, los transportistas chinos pueden preferir una bodega de carga más grande que se acomoda con el fuselaje de sección transversal oval planeado. Eso a su vez podría requerir un rediseño.

Aeroméxico evalúa la compra de aviones Bombardier

Según fuentes consultadas por Bloomberg, la aerolínea mexicana analiza la adquisición de modelos de la Serie C que, de ser aprobada la transacción, llegarían en 2018 a México.

Aeromexico E190Grupo Aeroméxico está considerando un pedido de aviones de la Serie C de la canadiense Bombardier, tomando aviones que estarían disponibles el próximo año si unos aranceles impuestos por Estados Unidos frenan las entregas a Delta Air Lines de dichas aeronaves, dijeron fuentes al tanto.

La aerolínea más grande de México también está considerando aviones de corto rango de la brasileña Embraer y la japonesa Mitsubishi Aircraft, explicaron las personas, que pidieron no ser identificadas porque las conversaciones son privadas. No hay garantía de que las discusiones conduzcan a un pedido de aviones.

Asegurar a Aeroméxico como cliente sería una gran ayuda para Bombardier, que ha tenido problemas para encontrar compradores para su avión de lujo.

Un acuerdo también ayudaría al fabricante de aviones canadiense a llenar los huecos en su cronograma de producción luego de que el gobierno de Donald Trump impusiera aranceles de 300 por ciento sobre la Serie C en una disputa comercial iniciada por Boeing, que el año pasado realizó un pedido de esos aviones, prometió no pagar los aranceles sobre las aeronaves que debía comenzar a recibir el próximo año y dijo que prefiere esperar una versión hecha en Estados Unidos.

Si bien Delta posee 49 por ciento de Aeroméxico, la compañía estadounidense no está impulsando los planes de la flota de su socio, detallaron las fuentes.

También lee: IAG Group se une a los interesados por la aerolínea Niki

La aerolínea con sede en Ciudad de México está interesada en la Serie C independientemente de lo que suceda con el pedido de Delta. Aeroméxico también está estudiando el E195-E2 de Embraer, empresa que actualmente suministra los aviones regionales del operador aéreo, junto con los aviones MRJ de Mitsubishi, dijeron.

Aeroméxico, Delta y los tres fabricantes de aviones declinaron hacer comentarios.


Referente: El Financiero

Airbus y Bombardier esperan vender miles de unidades de los C Series

Airbus y Bombardier planean producir en Estados Unidos las unidades del C Series, una familia de reactores de alcance medio con capacidad para entre 100 y 150


Presidente de Bombardier y AirbusEl director ejecutivo del gigante aeronáutico europeo Airbus, Tom Enders, afirmó hoy en Canadá que puede vender al menos 3.000 unidades del modelo C Series, que ha desarrollado la empresa canadiense Bombardier, en los próximos años.

Enders afirmó hoy, en una entrevista a la televisión económica canadiense BNN, que «en los próximos 20 años habrá 6.000 aviones (en el segmento de un pasillo único)».

«Por qué no vamos a ser capaces de capturar al menos el 50 % de ese mercado? ¡Sería enorme!», subrayó el alto directivo.

Airbus acordó este lunes adquirir el 50,01 % de la sociedad que produce la familia de aviones C Series de Bombardier.
El resto de la sociedad se repartirá entre Bombardier, con aproximadamente un 31 %, y la sociedad pública Investissement Québec (IQ), con el 19 % restante.

Bombardier aceptó la venta de la mayoría de la sociedad C Series Aircraft Limited Partnership (CSALP) a Airbus para evitar que EE.UU. imponga aranceles punitivos de hasta el 300 % contra las ventas de unidades del modelo en Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses anunciaron la semana pasada la imposición preliminar de los aranceles tras las quejas de Boeing, que acusa a Bombardier de subvencionar con dinero público el desarrollo y producción de los C Series.

Airbus y Bombardier planean producir en Estados Unidos las unidades del C Series, una familia de reactores de alcance medio con capacidad para entre 100 y 150 personas, que compren las líneas aéreas del país.

Los aviones que sean comprados por aerolíneas situadas fuera de Estados Unidos se producirán en Canadá.

Referente: El Economista

Airbus y Bombardier logran acuerdo que pone descontento a Boeing

Airbus y Bombardier concretan acuerdo que pone en descontento a Boeing.


Airbus y BombardierAirbus logró una victoria en su rivalidad con Boeing mediante un acuerdo con bombardier al otro lado de la frontera estadounidense.

La fábrica de aviones europea llegó a un inusual acuerdo sin costo con la canadiense Bombardier que elevó el precio de sus acciones, mejora las perspectivas de ambas empresas en Asia y salvaría miles de empleos de Bombardier desde Quebec hasta Irlanda del Norte.

También ayudaría a Bombardier a evitar las altas tarifas estadounidenses que la llevaron al borde de la bancarrota.

El anuncio del lunes por la noche le da a Airbus una participación mayoritaria en los jets de pasajeros Serie C y algunos aviones de esa serie serán construidos en una planta de Airbus en Mobile, Alabama.

La estadounidense Boeing dijo que fue un acuerdo cuestionable entre dos competidores subsidiados por sus estados. Es una de las pocas buenas noticias que ha tenido últimamente Airbus, acosada por investigaciones de corrupción en Gran Bretaña, Francia y Austria.

Las acciones de Airbus aumentaron 2,8% el martes en París antes de bajar levemente a 79 euros.

El CEO de Airbus, Tom Enders, aseguró a los inversionistas que el trato ahorrará dinero a las dos empresas al combinar las cadenas de suministro y producción. Sostuvo que aumentará el atractivo de la Serie C, a la que le ha costado encontrar compradores. “Esto nos coloca en una posición excelente… sin costo, sin riesgo”, dijo Enders.

Añadió que permitirá a Airbus ampliar sus actividades en China y “reforzar nuestra presencia industrial global”. Recientemente, el departamento de Comercio estadounidense impuso fuertes tarifas a Bombardier, a la que acusó de vender sus aviones Serie C por debajo del costo y recibir subsidios del gobierno.

Anunció que impondría una tarifa del 80% por encima de tarifas de casi 220%. Fue un triunfo para Boeing, que presentó la denuncia. Airbus, en su larga guerra comercial con Boeing, sostiene que la empresa estadounidense recibe exenciones impositivas ilegales que equivalen a subsidios y atentan contra la competencia.

Referente: El Economista

Airbus adquiere participación en la producción del avión C Series de Bombardier

Airbus ah logrado la mayoría de la participación en la producción de los aviones C series del fabricante canadiense Bombardier


Bombardier y AirbusLa empresa canadiense Bombardier anunció este lunes que el fabricante europeo Airbus adquirirá una participación mayoritaria en la sociedad que produce el modelo C Series, una familia de aviones de alcance medio con capacidad para entre 100 y 150 personas.

La compañía canadiense indicó en un comunicado que Airbus comprará el 50,01 % de C Series Aircraft Limited Partnership (CSALP), que produce los aviones de la C Series desarrollados por Bombardier.

El resto de la sociedad se repartirá entre Bombardier, con aproximadamente un 31 %, e Investissement Québec (IQ), con el 19 % restante.

El acuerdo incluye la apertura de una segunda línea de producción en Estados Unidos que permitirá a Bombardier evitar aranceles aduaneros en los aviones C Series.

La posible pérdida de empleos en Canadá provocó que el Gobierno canadiense señalase que revisará el acuerdo para asegurarse que es en «el interés nacional» y crea empleos en el país.

La venta de la mayoría de CSALP se produce poco después de que las autoridades estadounidenses impusiesen de forma preliminar unos aranceles aduaneros punitivos del 300 % a los aviones C Series de Bombardier.

La medida fue adoptada por Washington a petición de Boeing que considera que Bombardier está siendo subvencionada por las autoridades canadienses para ofrecer sus aviones a precios inferiores a los de la competición.

Bombardier dijo que Airbus proporcionará «experiencia en contratación, ventas y mercadotecnia así como asistencia al cliente».

La línea principal de producción de los aviones de la familia C Series permanecerá en Canadá «con el apoyo de la proyección mundial y escala de Airbus».

Pero las dos empresas indicaron que abrirán una «segunda línea final de montaje» en Alabama para los clientes estadounidense.

Airbus ya cuenta con una planta de producción en la localidad de Mobile, en Alabama (EE.UU.).

La decisión de producir en Estados Unidos permitirá evitar las tarifas impuestas por Washington.

Las dos empresas señalaron que la familia C Series, un avión de un pasillo con capacidad para entre 100 y 150 pasajeros, «es muy complementario de la cartera actual de aviones de pasillo único de Airbus».

«Esta es una victoria para todos» declaró el consejero delegado de Airbus, Tom Enders, mientras que el presidente de Bombardier, Alain Bellemare, dijo estar «muy contento de recibir Airbus al programa C Series».

Por su parte, el ministro de Innovación, Ciencia y Desarrollo Económico de Canadá, Navdeep Bains, señaló que «inversiones propuestas de esta clase requieren que el Gobierno considere si son en el interés nacional».

«El acuerdo con Airbus, como todas las inversiones significantes propuestas en Canadá por extranjeros, está sujeta a la Ley de Inversiones de Canadá. En mi revisión miraré cómo este acuerdo beneficia a los canadienses, apoya nuestro sector y crea buenos empleos», añadió.

Referente: El Economista

Bombardier CS300 recibe la Declaración Ambiental EPD

BombardierBombardier ha hecho público durante la celebración de la Cumbre Global de Aviación Sostenible, que se está llevando a cabo en Ginebra, Suiza, la obtención de la Declaración de Producto Ambiental EPD® de su avión CS300, al igual que lo recibiera un año antes, su hermano menor el CS100.

La EPD (Environmental Product Declaration) para el avión CS300 fue desarrollada de acuerdo con las Reglas de Categoría de Producto (PCR) para aviones comerciales de pasajeros (PCR 2015: 02 código CPC 49623), así como con los principios y procedimientos de la norma internacional ISO 14025: 2006.

Con esto se subraya el compromiso del fabricante de aviones  Bombardier de poner en el mercado aviones innovadores y sostenibles para el medio ambiente. Durante toda la fase de desarrollo del avión, se han tenido en cuenta aspectos relativos a la eficiencia de los recursos, generación de residuos e impactos ambientales globales desde el comienzo del ciclo de vida del avión hasta su reciclado final llegado el fin del mismo, conforme a la norma ISO 14044 – 2006.

Actualmente la tasa de reciclado con el CS 300 alcanza la cifra del 82%, uno valores muy altos que progresivamente se acercan al proyecto de Bombardier de alcanzar el 100% en 2025.

Bombardier se introduce de lleno dentro de las limitaciones contenidas en el nuevo estándar de emisiones  CO² adoptado por la Organización de Aviación Civil Internacional OACI en marzo de este año.

Y esto, en gran parte, obedece al empleo de materiales estructurales avanzados tanto de metales como de composites que han logrado reducir el peso final en casi cinco toneladas y media.

El consumo de combustible necesario por los aviones de la serie C se reduce a dos litros por cada 100 kilómetros realizados por pasajero, traduciéndose en una disminución de la cantidad de emisiones de dióxido de carbono estimadas en 120.000 toneladas frente a otros aviones de segmento similar.

Estados Unidos impuso impuesto a Bombardier

BombardierEl Departamento de Comercio estadounidense impuso un impuesto compensatorio de 219.63 por ciento a estas aeronaves fabricadas por esa compañía, en una disputa que ha llegado hasta la Organización Mundial de Comercio.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos aplicó este martes aranceles contra subvenciones a los aviones CSeries fabricados por Bombardier Inc., luego de que su rival Boeing Co. denunció que las aeronaves recibían subsidios injustos del Gobierno canadiense.

El departamento dijo que impuso un impuesto compensatorio de 219.63 por ciento a los nuevos aviones comerciales de Bombardier tras determinar preliminarmente la existencia de subvenciones.

Boeing se quejó de que las aeronaves de 110 a 130 asientos fueron vendidas el año pasado bajo su costo en el mercado estadounidense gracias a subsidios injustos.

La sanción del Departamento de Comercio contra Bombardier sólo entrará en vigor si la Comisión Internacional de Comercio de Estados Unidos (ITC) falla a favor de Boeing en una decisión que se espera para 2018.

«Estamos fuertemente en desacuerdo con la decisión preliminar del Departamento de Comercio», dijo Bombardier en un comunicado, asegurando que la magnitud del arancel propuesto es «absurda».

Mientras, Boeing aseguró también en un comunicado que «esta disputa no tiene relación con limitar la innovación o la competencia, a las que damos la bienvenida. Sino que se relaciona con tener un marco de igualdad y garantizar que las firmas aeroespaciales se apeguen a los acuerdos comerciales».

La brasileña Embraer aplaudió la decisión del Departamento de Comercio y dijo que refuerza los argumentos del país sudamericano ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), que afirma que los subsidios de Canadá violan sus obligaciones comerciales.

Referente: El Financiero

Según Bombardier se necesitarán 12,250 aviones nuevos próximos 20 años

Bombardier CS seriesBombardier ha publicado sus nuevas previsiones acerca del mercado de aviones regionales de entre 60 y 150 asientos para los próximos 20 años (2017-2036). Fred Cromer, presidente de Bombardier, considera que «las perspectivas de futuro de nuestros mercados son prometedoras» y que están en condiciones de rentabilizar las previsiones del mercado.

«Además de establecer la dinámica general del mercado, nuestras previsiones tienen en cuenta el nuevo método de evaluación de activos de los empresas aeronáuticas», precisó Cromer. Las aerolíneas ahora se centran en la estrategia de optimización de su red y de su flota sobre los ‘beneficios’ y no sobre los ‘costes’. Esta nueva orientación incita a las aerolíneas a invertir más en aviones de tamaño ideal que no en maximizar sus ganancias».

La previsión de Bombardier es que se necesitarán los próximos 20 años 12.550 aviones valorados en 820.000 millones de dólares americanos, según el precio de catálogo de 2017. El segmento de los aviones de 100 a 150 plazas representará el 70% de las ventas, con unas entregas previstas de 6.800, valorados en 580.000 millones de dólares. Le sigue el segmento de los aviones de 60 a 100 plazas, con 5.750 entregas por un valor de 240.000 millones de dólares.

Si en el pasado la tendencia fue adquirir aviones de tamaño más grande, en el curso de los próximos años las compañías tendrán tendencia a optar por aviones de tamaño más pequeño. Entre las conclusiones de estas nuevas previsiones, se encuentra el hecho de que el crecimiento de los ingresos no es un elemento de la ecuación de rentabilidad. Los directivos de las aerolíneas perciben que los esfuerzos por reducir los costes por asiento con aviones de gran tamaño no garantizan necesariamente un mayor beneficio a las aerolíneas.


«La insistencia en mejorar el coste por asiento en lugar de por el rendimiento del pasajero ha llevado no sólo a un menor beneficio para las aerolíneas, sino también a una mala experiencia para los pasajeros.»


Desde Bombardier se argumenta que en algunas zonas, incluso las tarifas muy ajustadas no consiguen que los aviones se llenen, mientras que en otras áreas, el exceso de reservas es una fuente de indignación para los pasajeros.Considera que n el futuro se calculará la participación de las ganancias por pasajero en lugar de toda la red. Para aumentar la rentabilidad por pasajero, las aerolíneas invertirán en aviones de tamaño ideal en respuesta a la demanda del mercado.

Según las previsiones del fabricante, la erosión del segmento de pequeños aviones regionales, de 20 a 60 plazas, comportará una actualización en cadena. En este sentido, los aviones regionales de mayor tamaño (60 a 100 plazas) continuarán dominando las rutas de corta distancia (has 500 millas / 926 km) y mientras que los aviones de 100 a 150 pasajeros realizarán vuelos punto a punto para enlaces de corta y media distancia y permitirán a las aerolíneas explotar de forma rentable las nuevas de bajo tráfico.


«Otra previsión es que en los próximos 20 años se darán de baja el 86% de la flota actual.»

América del Norte y Europa serán los mercados más importantes de aviones nuevos. en conjunto, recibirán 5.700 aviones, lo que equivale al 46% de todas las entregas.

Referente: Aerotendencias