El segundo Comac C919 realiza su primer vuelo de prueba

Comac C919 Segundo ProtopEl vuelo que despegó del Aeropuerto Internacional de Pudong, en Shanghái, a las 10.34 hora local (02.34 GMT) se llevó a cabo con éxito, confirmó hoy el fabricante de las aeronaves, la Corporación de Aviones Comerciales de China (Comac, en inglés).

El segundo prototipo Comac C919, el primer avión de pasajeros chino de tamaño medio, efectuó hoy en Shanghái su primer vuelo de prueba, informó la prensa estatal.

El vuelo que despegó del Aeropuerto Internacional de Pudong, en Shanghái, a las 10.34 hora local (02.34 GMT) se llevó a cabo con éxito, confirmó hoy el fabricante de las aeronaves, la Corporación de Aviones Comerciales de China (Comac, en inglés).

El ingeniero jefe de Comac, Wang Wei, declaró al diario oficial CGTN que, tras probar los veintidós sistemas de este segundo aparato, el avión deberá realizar «al menos otros 120 vuelos de prueba más».

Sólo entonces, y «después de más de 1.000 comprobaciones», la aeronave podrá obtener su certificado de aeronavegabilidad y comenzar a efectuar vuelos con pasajeros, algo que la compañía prevé para finales de enero de 2018.

Los tres primeros prototipos C919, de un total de seis, se usarán para probar el rendimiento general de la aeronave, así como sus sistemas «clave», como el sistema dinámico o el de potencia, mientras que los tres restantes se encargarán de los sistemas de energía eléctrica o tareas relacionadas con el servicio a pasajeros.

Este vuelo de prueba se produce siete meses después de que el primer prototipo C919 realizase con éxito su vuelo inaugural, el pasado mayo, y un mes después de su primer vuelo de larga distancia, el pasado 10 de noviembre, entre las ciudades chinas de Shanghái (este) y Xi’an (centro).

El C919 es el gran reto de la compañía y de China, ya que es un aparato de fuselaje estrecho, un segmento que supone actualmente más de la mitad de las aeronaves comerciales en activo del planeta. Según su configuración, puede transportar entre 158 y 174 pasajeros y tiene una autonomía de entre 4.075 y 5.555 kilómetros.

LEA: America Airlines abre nueva ruta entre Cartagena y Miami.

«Queremos un avión que sea fácil de manejar. Es como un automóvil (…) Creo que C919 está muy cerca de aviones de su misma tipología», – como son el estadounidense Boeing 737 o el europeo Airbus A320- dijo el piloto de C919, Cai Jun.

Qian Jin, experto de la industria de la aviación, aseguró que «si el público insiste en saber si nuestro avión de pasajeros puede igualar a esos gigantes de EEUU y Europa, como veterano puedo asegurar que el C919 ha sido diseñado al más alto nivel mundial desde el principio».


Referente: Expansión

El C919 chino realiza con éxito su primer vuelo de prueba de larga distancia

comac c919 chineseEl primer avión de pasajeros chino de tamaño medio, el COMAC C919, realizó el pasado viernes con éxito su primer vuelo de prueba de larga distancia entre las ciudades chinas de Shanghái y Xi’an.

La aeronave despegó a las 11.38 hora local (03.38 GMT) del aeropuerto internacional de Pudong, en la ciudad oriental de Shanghái, y aterrizó alrededor de las 14.00 hora local (06.00 GMT) en la base de pruebas de Yanling en Xian, en el centro del país, informó la agencia oficial Xinhua.

El vuelo de prueba, de unas 2 horas y 20 minutos de duración, recorrió los 1.300 kilómetros que separan ambas urbes a una altitud de 7.800 metros, según señaló este viernes la Corporación de Aviones Comerciales de China (COMAC por sus siglas en inglés).

El fabricante señaló que, por el momento, el C919 que aterrizó hoy en Yanling, y que con el de hoy completó su sexto vuelo, permanecerá en la base para someterse a otras pruebas y adquirir sus certificados de navegabilidad.

La primera unidad -de las seis de prueba que se van a fabricar del C919- realizó su vuelo inaugural el pasado mes de mayo.

COMAC, que ya ha fabricado un modelo más pequeño, el birreactor regional ARJ21, aseguró que alrededor de una treintena de clientes nacionales e internacionales han encargado ya 730 unidades de este nuevo modelo.

Con el éxito de fabricación del C919, China se suma a la corta lista de países con capacidad para fabricar aviones comerciales, formada hasta ahora por Estados Unidos, Rusia, Brasil, Canadá, Reino Unido, Francia y Alemania.


Información EFE

Entran nuevos pedidos del avión chino C919 y alcanzan las 600 unidades.

comac-c919-chineseLos pedidos del primer avión de pasajeros de gran tamaño desarrollado por China, el C919, alcanzaron las 600 unidades este martes, cuando un nuevo cliente firmó una petición de 30 de estas aeronaves.

La empresa China Everbright Financial Leasing realizó el pedido a la Commercial Aircraft Corporation of China, fabricante del C919, con sede en Shanghai.

El presidente de China Everbright Bank –que controla el 90 por ciento de la firma que hizo el pedido–, Zhang Jinliang, indicó que la entidad continuará cooperando con el fabricante de los aviones en investigación y desarrollo, así como en mercadotecnia.

Hasta el momento, un total de 24 clientes extranjeros y nacionales, incluida la aerolínea Air China, han realizado pedidos de este avión.

El C919 completó su vuelo inaugural en mayo, con lo que China se convirtió en el cuarto productor de aviones jumbo, tras Estados Unidos, Europa occidental y Rusia.

Con una autonomía estándar de 4.075 kilómetros, este avión fabricado por China es comparable al Airbus 320 actualizado y a la nueva generación de aviones 737 de Boeing, lo que supone la entrada del país en el mercado global de la aviación.

Fuente: CRJ

Con el nuevo C919, China se lanza a competir con Boeing y Airbus en el mercado de las aeronaves comerciales

c919El avión comercial fabricado por la estatal china Comac hará su vuelo inaugural este viernes, dos años después de la presentación de su prototipo. Competirá con el B737 de la compañía estadounidense y el A320 del consorcio europeo, las dos empresas líderes del mercado global de transporte aéreo

La empresa estatal china Comac realizará este viernes el vuelo inaugural de su aeronave comercial de mediano alcance C919 desarrollada en el país, el primer paso en el plan de enfrentar el dominio del mercado por parte de la estadounidense Boeing y la europea Airbus.

El despegue inicial del C919 estaba previsto para 2016, y su prototipo se develó en 2015, pero los retrasos impidieron que la aeronave levantara vuela por primera vez hasta este momento.

Con este aparato, capaz de transportar a 168 pasajeros a 834 kilómetros por hora y con una autonomía de 5.500 km, la Corporación de Aeronaves Comerciales de China (Comac, en inglés) espera rivalizar en los vuelos regionales con las dos estrellas internacionales de los aviones de corta y media distancia, el B737 de la estadounidense Boeing y el A320 del consorcio europeo Airbus.

«Este vuelo inaugural no es un gran acontecimiento en sí mismo pero sí un momento simbólico, revelador de la evolución de la industria aeronáutica china«, explicó Greg Waldron, responsable en Asia de la publicación FlightGlobal.

Se trata por tanto, de un desafío tecnológico con el que el gobierno ha hecho una apuesta de prestigio. No tener aviones «made in China» es «estar a merced de otros», declaró el presidente Xi Jinping en 2014.

No obstante, el C919 aprovecha tecnologías extranjeras ya que está equipado con motores Leap de la empresa estadounidense General Electric y la francesa Safran.

Hasta el momento ni el canadiense Bombardier, el brasileño Embraer o el ruso Tupolev han conseguido inquietar a Boeing y Airbus, que a su vez comparten casi a la par el vasto mercado aerocomercial chino, que en 2024 superará en tamaño al de Estados Unidos de mantenerse las tendencias.

Para lograr esto, en base a una demanda creciente por el auge de la clase media, China necesitará 6.800 aviones en los próximos 20 años, el triple de su flota actual, anticipó Boeing.

En este contexto Comac espera obtener una parte de los contratos. La empresa pública aseguró haber registrado 570 encargos para el C919 a finales de 2016, casi exclusivamente de las compañías chinas. 

comac-c919-chinese

Sin embargo, el camino no será tan fácil.

«Para Comac será extremadamente difícil hacerse un hueco ya que Airbus y Boeing amarran bien el mercado de los aviones comerciales, con una larga historia detrás y productos probados desde hace tiempo en un sector donde la credibilidad es crucial», estimó Shukor Yusof, analista del gabinete Endau Analytics.

La ausencia de una red de servicio posventa y de mantenimiento podría también desaventajar a Comac, añadió Waldron

Además, la obtención de la preciada certificación de la Administración aeronáutica estadounidense será ardua. La luz verde es indispensable para sobrevolar Estados Unidos y, por lo tanto, para imponerse en el mercado de los aviones destinados a vuelos internacionales. 

Asimismo, el procedimiento con la Agencia de Seguridad Aérea Europea durará entre cuatro y siete años, según uno de sus responsables.

Fuente: Infobae