Airbus batió a Boeing al sumar los pedidos de Indigo

AirbusEl reciente pedido de 430 aviones procedente del fondo de inversión estadounidense Indigo Partners, especializado en aerolíneas de bajo coste, ha salvado el año de Airbus, que ha cerrado 2017 de nuevo por delante de Boeing como mayor fabricante mundial de aeronaves.

Los pedidos procedieron de 44 clientes y elevan a 7.265 la cartera total de la compañía europea, valorada en cerca de un billón de euros a precios de catálogo. En el caso de Boeing, la cifra acumulada de pedidos asciende a 5.864 aparatos, lo que equivale a siete años de producción.

La compañía dirigida por Tom Enders sumó 1.109 pedidos en 2017, frente a los 912 de su rival estadounidense. Las entregas ascendieron a 718, un 4% más que en 2016 y por debajo de las 763 de Boeing, que marcó un récord histórico no solo de la empresa, sino del conjunto de la industria aeronáutica.

La cifra de 718 entregas supone para Airbus el decimoquinto ejercicio consecutivo de incrementos y un récord para la compañía. Los 85 clientes que recibieron los aparatos destacan por su interés por la gama del A320, el modelo de pasillo único de Airbus con mejores resultados comerciales.

Se entregaron 558 aviones A320, de los cuales 181 fueron de la modalidad ‘neo’, un 166% más, además de 67 aviones A330, 78 de la familia del A350 y quince superjumbos A380. Al aludir a estos últimos aparatos, los directivos de la empresa explicaron que las negociaciones con Emirates para la venta de estos superjumbo siguen en marcha.

Lea también: Norwegian Air Argentina recibirá su primer avión con la imagen de Astor Piazzolla

Para el responsable de la división comercial de Airbus, Fabrice Brégier, 2017 ha sido «un año remarcable» en el que no solo se logró un récord de entregas, sino también avances en la configuración de una compañía «más ágil, fuerte y preparada para los retos que se presentan».

Boeing, que presentó sus resultados hace seis días, destacó la fuerte actividad comercial del sector de la aviación, en el que la pugna comercial se centra en los modelos de pasillo único más eficientes en consumo de combustible.


Referente: Expansión

Boeing busca calmar los temores en Brasil sobre alianza con Embraer

BoeingBoeing Co intentó calmar los temores en Brasil sobre una posible alianza con Embraer SA, después de que el presidente Michel Temer y otros funcionarios advirtieron que vetarían cualquier oferta de compra por el fabricante regional de aviones.

Si bien Temer dijo que agradecería una inyección de capital extranjero en Embraer, su advertencia fue el último recordatorio de que la compañía, que también fabrica aviones militares y es uno de los productos más exitosos de la política industrial brasileña, sigue siendo un foco de orgullo nacional.

Boeing dijo que las discusiones con Embraer sobre lo que las compañías han descrito como una “combinación potencial” están en curso, e insistió en que respeta plenamente la necesidad de salvaguardar los vínculos de defensa y estatales de la compañía.

“Como hicimos notar, las discusiones están en curso, pero siempre hemos tenido un profundo respeto por el rol del Gobierno de Brasil, así como sus importantes preocupaciones de defensa y seguridad”, dijo el portavoz de Boeing, Phil Musser.

Más temprano, Temer dijo en una rueda de prensa que estudiará cualquier decisión que busque una alianza entre las empresas cuando la propuesta llegue a su escritorio, destacando que su Gobierno podría usar su “acción de oro” en Embraer para bloquear un control extranjero de la firma privatizada en 2006.

“Cuando llegue una decisión la examinaré”, comentó Temer, agregando que “el propósito de la acción de oro es que el Gobierno tome esta decisión”.

El ministro de Defensa, Raul Jungmann, aseguró que el Gobierno da la bienvenida a una alianza comercial con Boeing. “Estamos a favor de ésta y otras asociaciones”, comentó Jungmann en la misma conferencia de prensa con Temer.

Lee también: Avianca operará cerca de 3,000 vuelos para este fin de semana

Pero también dijo que un control extranjero de la compañía está fuera de discusión, citando el rol central de Embraer en la industria de defensa de Brasil.


Referente: REUTERS

Brasil – Presidente se opone a la posible alianza entre Boeing y Embraer.

Boeing Company EmbraerEl presidente de Brasil, Michel Temer se opone a que la empresa Boeing tome el control del fabricante local de aviones Embraer, aunque daría la bienvenida a una inyección de capital extranjero en la firma.

Temer dijo en una conferencia de prensa que estudiará cualquier decisión que busque una alianza entre las empresas cuando la propuesta llegue a su escritorio, destacando que su gobierno podría usar su acción de oro en Embraer para bloquear un control extranjero, detalló la agencia Reuters.

El gobierno brasileño tiene poder de veto sobre movimientos estratégicos de la firma aeronáutica, una antigua empresa estatal que fue privatizada por completo en 2006.

Boeing y Embraer dijeron el jueves que están discutiendo una “potencial fusión”, un acuerdo que podría consolidar un duopolio global en el mercado de los aviones de pasajeros si el Gobierno de Brasil da su beneplácito.

“Cuando llegue una decisión la examinaré”, comentó Temer, agregando que “el propósito de la acción de oro es que el gobierno tome esta decisión”.

El ministro de Defensa, Raul Jungmann, aseguró que el gobierno da la bienvenida a una alianza comercial con Boeing. “Estamos a favor de ésta y otras asociaciones”, comentó Jungmann en la misma conferencia de prensa con Temer.

No obstante, como Embraer juega un papel tan importante en la industria defensiva brasileña y está situada en el corazón de un grupo de compañías tecnológicas locales, el control de la compañía está fuera de duda.

Lee también: Nicaragua y Catar firman acuerdo de transporte aéreo

“En el momento en que el control de Embraer pase a una compañía de otro país, controlará decisiones estratégicas” para Brasil, comentó el ministro. “Ningún país abandonaría el control de eso”.


Referente: Forbes

Boeing sobrepaso a Airbus en pedidos hasta Noviembre

BoeingBoeing ha logrado pedidos para la fabricación de 662 aviones comerciales, excluidas 125 cancelaciones hasta el 28 de noviembre, frente a los 333 pedidos netos de su rival, que sufrió 55 anulaciones en los once primeros meses del año, según los datos aportados por ambos fabricantes.

La cartera de aviones de pasajeros de Airbus en todo el mundo sobre pedidos en firme asciende a 13.353 aeronaves, incluidos los jet ejecutivos, frente a los 5.651 pedidos pendientes del constructor estadounidense.

Boeing registró hasta el 28 de noviembre un total de 787 encargos brutos de aeronaves comerciales, frente a los 388 pedidos brutos del fabricante europeo Airbus contabilizados también a 30 de noviembre.

En los once primeros meses el año, Airbus recibió un total de 333 pedidos netos de aeronaves valorados a precio de catálogo en 47.563 millones de dólares (40.376 millones de euros), mientras que Boeing registró 662 pedidos netos por valor de 114.079,5 millones de dólares (96.845 millones de euros).

Airbus registró una cancelación del A319ceo, 15 del A320ceo, 19 del A320neo, dos del A321ceo, ocho del A321neo, cuatro del A330-800, cuatro del A350-900 y dos del A380, con lo que dejó de ingresar 8.021 millones de dólares (6.810 millones de euros).

Por contra, a Boeing le cancelaron 125 aeronaves, 105 del modelo 737, ocho del 747 y doce del 787, con lo que dejó de ingresar 19.369,6 millones de dólares (16.445 millones de euros).

A320neo y 737

A320neo

Airbus cerró acuerdos hasta el 30 de noviembre para la venta de 131 aparatos del A320neo, seis A319ceo, uno del A319neo, 39 aviones A320ceo, 57 aviones A321ceo, 53 aviones A321neo, seis del A330-200, cuatro del A330-300, dos del A330-900, 39 del A350-900 y un A350-1000.

LEA: El Dorado inaugura su ampliación.

Por su parte, Boeing contabilizó 662 pedidos netos hasta el 28 de noviembre. Concretamente, 505 aviones 737, 15 del modelo 767, 57 del 777 y 88 aviones 787.

Boeing también gana en entregas

En cuanto a las entregas, Boeing formalizó la entrega de 610 nuevos aviones comerciales: 418 entregas del 737, once del 747, ocho del 767, 60 del 777 y 113 aviones del modelo 787, lo que supone 19 entregas más que Airbus en los once primeros meses del año.

Por su parte, el fabricante europeo entregó 591 unidades hasta el 30 de noviembre, 453 de pasillo único –seis A319ceo, 155 del A320ceo, 121 del A320neo, 158 aviones A321ceo y 13 aviones A321neo–, 13 unidades del A330-200, dos A330-200F, 40 del A330-300, 69 del A350 y 14 ‘superjumbos’ A380.


Referente: Expansión

Airbus y Bombardier esperan vender miles de unidades de los C Series

Airbus y Bombardier planean producir en Estados Unidos las unidades del C Series, una familia de reactores de alcance medio con capacidad para entre 100 y 150


Presidente de Bombardier y AirbusEl director ejecutivo del gigante aeronáutico europeo Airbus, Tom Enders, afirmó hoy en Canadá que puede vender al menos 3.000 unidades del modelo C Series, que ha desarrollado la empresa canadiense Bombardier, en los próximos años.

Enders afirmó hoy, en una entrevista a la televisión económica canadiense BNN, que «en los próximos 20 años habrá 6.000 aviones (en el segmento de un pasillo único)».

«Por qué no vamos a ser capaces de capturar al menos el 50 % de ese mercado? ¡Sería enorme!», subrayó el alto directivo.

Airbus acordó este lunes adquirir el 50,01 % de la sociedad que produce la familia de aviones C Series de Bombardier.
El resto de la sociedad se repartirá entre Bombardier, con aproximadamente un 31 %, y la sociedad pública Investissement Québec (IQ), con el 19 % restante.

Bombardier aceptó la venta de la mayoría de la sociedad C Series Aircraft Limited Partnership (CSALP) a Airbus para evitar que EE.UU. imponga aranceles punitivos de hasta el 300 % contra las ventas de unidades del modelo en Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses anunciaron la semana pasada la imposición preliminar de los aranceles tras las quejas de Boeing, que acusa a Bombardier de subvencionar con dinero público el desarrollo y producción de los C Series.

Airbus y Bombardier planean producir en Estados Unidos las unidades del C Series, una familia de reactores de alcance medio con capacidad para entre 100 y 150 personas, que compren las líneas aéreas del país.

Los aviones que sean comprados por aerolíneas situadas fuera de Estados Unidos se producirán en Canadá.

Referente: El Economista

Airbus y Bombardier logran acuerdo que pone descontento a Boeing

Airbus y Bombardier concretan acuerdo que pone en descontento a Boeing.


Airbus y BombardierAirbus logró una victoria en su rivalidad con Boeing mediante un acuerdo con bombardier al otro lado de la frontera estadounidense.

La fábrica de aviones europea llegó a un inusual acuerdo sin costo con la canadiense Bombardier que elevó el precio de sus acciones, mejora las perspectivas de ambas empresas en Asia y salvaría miles de empleos de Bombardier desde Quebec hasta Irlanda del Norte.

También ayudaría a Bombardier a evitar las altas tarifas estadounidenses que la llevaron al borde de la bancarrota.

El anuncio del lunes por la noche le da a Airbus una participación mayoritaria en los jets de pasajeros Serie C y algunos aviones de esa serie serán construidos en una planta de Airbus en Mobile, Alabama.

La estadounidense Boeing dijo que fue un acuerdo cuestionable entre dos competidores subsidiados por sus estados. Es una de las pocas buenas noticias que ha tenido últimamente Airbus, acosada por investigaciones de corrupción en Gran Bretaña, Francia y Austria.

Las acciones de Airbus aumentaron 2,8% el martes en París antes de bajar levemente a 79 euros.

El CEO de Airbus, Tom Enders, aseguró a los inversionistas que el trato ahorrará dinero a las dos empresas al combinar las cadenas de suministro y producción. Sostuvo que aumentará el atractivo de la Serie C, a la que le ha costado encontrar compradores. “Esto nos coloca en una posición excelente… sin costo, sin riesgo”, dijo Enders.

Añadió que permitirá a Airbus ampliar sus actividades en China y “reforzar nuestra presencia industrial global”. Recientemente, el departamento de Comercio estadounidense impuso fuertes tarifas a Bombardier, a la que acusó de vender sus aviones Serie C por debajo del costo y recibir subsidios del gobierno.

Anunció que impondría una tarifa del 80% por encima de tarifas de casi 220%. Fue un triunfo para Boeing, que presentó la denuncia. Airbus, en su larga guerra comercial con Boeing, sostiene que la empresa estadounidense recibe exenciones impositivas ilegales que equivalen a subsidios y atentan contra la competencia.

Referente: El Economista

Airbus adquiere participación en la producción del avión C Series de Bombardier

Airbus ah logrado la mayoría de la participación en la producción de los aviones C series del fabricante canadiense Bombardier


Bombardier y AirbusLa empresa canadiense Bombardier anunció este lunes que el fabricante europeo Airbus adquirirá una participación mayoritaria en la sociedad que produce el modelo C Series, una familia de aviones de alcance medio con capacidad para entre 100 y 150 personas.

La compañía canadiense indicó en un comunicado que Airbus comprará el 50,01 % de C Series Aircraft Limited Partnership (CSALP), que produce los aviones de la C Series desarrollados por Bombardier.

El resto de la sociedad se repartirá entre Bombardier, con aproximadamente un 31 %, e Investissement Québec (IQ), con el 19 % restante.

El acuerdo incluye la apertura de una segunda línea de producción en Estados Unidos que permitirá a Bombardier evitar aranceles aduaneros en los aviones C Series.

La posible pérdida de empleos en Canadá provocó que el Gobierno canadiense señalase que revisará el acuerdo para asegurarse que es en «el interés nacional» y crea empleos en el país.

La venta de la mayoría de CSALP se produce poco después de que las autoridades estadounidenses impusiesen de forma preliminar unos aranceles aduaneros punitivos del 300 % a los aviones C Series de Bombardier.

La medida fue adoptada por Washington a petición de Boeing que considera que Bombardier está siendo subvencionada por las autoridades canadienses para ofrecer sus aviones a precios inferiores a los de la competición.

Bombardier dijo que Airbus proporcionará «experiencia en contratación, ventas y mercadotecnia así como asistencia al cliente».

La línea principal de producción de los aviones de la familia C Series permanecerá en Canadá «con el apoyo de la proyección mundial y escala de Airbus».

Pero las dos empresas indicaron que abrirán una «segunda línea final de montaje» en Alabama para los clientes estadounidense.

Airbus ya cuenta con una planta de producción en la localidad de Mobile, en Alabama (EE.UU.).

La decisión de producir en Estados Unidos permitirá evitar las tarifas impuestas por Washington.

Las dos empresas señalaron que la familia C Series, un avión de un pasillo con capacidad para entre 100 y 150 pasajeros, «es muy complementario de la cartera actual de aviones de pasillo único de Airbus».

«Esta es una victoria para todos» declaró el consejero delegado de Airbus, Tom Enders, mientras que el presidente de Bombardier, Alain Bellemare, dijo estar «muy contento de recibir Airbus al programa C Series».

Por su parte, el ministro de Innovación, Ciencia y Desarrollo Económico de Canadá, Navdeep Bains, señaló que «inversiones propuestas de esta clase requieren que el Gobierno considere si son en el interés nacional».

«El acuerdo con Airbus, como todas las inversiones significantes propuestas en Canadá por extranjeros, está sujeta a la Ley de Inversiones de Canadá. En mi revisión miraré cómo este acuerdo beneficia a los canadienses, apoya nuestro sector y crea buenos empleos», añadió.

Referente: El Economista

La curiosa razón por la que los aviones siguen teniendo ceniceros

A pesar de la prohibición de fumar durante un vuelo, los nuevos modelos siguen manteniendo este accesorio. El motivo detrás de esta peculiaridad

Hace años que ya está prohibido en el avión y las razones son básicamente dos. La primera está relacionada, obviamente, con la salud, para reducir las cifras catastróficas de muertes a causa del tabaco. La segunda tiene que ver con la seguridad, para que no se vea afectada la oxigenación en un avión, que, a pesar de la presurización de cabina, no es la misma que en tierra firme.

Señal de cenicerosCuriosamente, a pesar de esta restricción, se puede observar que las empresas fabricantes de aviones siguen incorporando ceniceros en los toilettes a sus modelos nuevos que salen al mercado, lo que parecería a simple vista como una gran incoherencia. Sin embargo, detrás de la incorporación de este accesorio a las naves hay una razón.

El experto en aviación de la CNN, Jon Ostrower recientemente dio la explicación de este extraño pero recurrente fenómeno. Según él, ésta es una de las preguntas más frecuentes que recibe por parte de los curiosos. Y la respuesta es simple. En su país, Estados Unidos, el cenicero es obligatorio, según lo disponen las normas del Código Federal de Regulaciones.


«Independientemente de si fumar está o no prohibido en el avión, los baños deben contar con ceniceros movibles e independientes ubicados de manera estratégica en o cerca de el lado de adentro de cada puerta de los toilettes», asegura la normativa.


Además, según fuentes de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) revelaron a The Huffington Post, el hecho de que fumar esté prohibido en el avión no impide que ciertas personas quieran infringir de manera deliberada esta regla básica de convivencia a bordo de la nave.

«Algunas personas continúan fumando en el avión», afirmó un vocero de la organización. «El cenicero provee un lugar para colocar el cigarrillo que no sea un cesto de basura u otro lugar en el que se pueda provocar un incendio».

ceniceros

Es importante aclarar que si a una persona la ven fumando en el avión, se tomarán medidas al respecto luego de aterrizar. «Lo primero que tenemos que hacer ante una situación como esta es asegurarnos de que no se cause un incendio», aseguró la tripulante de cabina Tracy Sear en una entrevista con el New York Times en el año 2015. «Posteriormente le debemos hacer saber al pasajero que lo que está haciendo está prohibido y lograr que acate las normas. En general, las autoridades van a estar esperando cuando el avión aterrice».

Referente: Infobae

 

Boeing en disputa por presuntos beneficios fiscales

Boeing CompanyLa Organización Mundial del Comercio rechazó las acusaciones de la Unión Europea sobre los 8 mil 700 millones de dólares que dio Estados Unidos para la construcción del modelo 777X.

Estados Unidos ganó una batalla en la Organización Mundial del Comercio (OMC) como parte de una disputa de largo plazo sobre los subsidios para los aviones fabricados por Boeing y Airbus.

El organismo de apelaciones de la OMC rechazó este lunes la conclusión de que los 8 mil 700 millones de dólares en incentivos fiscales otorgados por el estado de Washington a Boeing para el desarrollo del avión 777X constituían la transgresión más grave de las restricciones a los subsidios.

El organismo de apelación no hace una recomendación sobre la disputa, señaló en un comunicado.

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) han pasado más de una década enfrentados por los esfuerzos gubernamentales para ayudar a Boeing, con sede en Chicago, y Airbus, con sede en Toulouse, Francia, a pagar miles de millones de dólares en costos asociados a la creación de aviones comerciales.

La decisión de este lunes de la OMC pone fin a la disputa sobre la ayuda proporcionada a Boeing por el estado para asegurar que el fabricante de aviones manufacture el 777X y su ala de fibra de carbono en Washington, aunque todavía hay otros dos casos pendientes.

El panel de apelaciones de tres jueces anuló una decisión anterior de la OMC que apuntaba a que una reducción del 40 por ciento en una recaudación estatal sobre los ingresos brutos del 777X fue una subvención prohibida que habría requerido que el estado de Washington compensara los 8 mil 700 millones de dólares en un plazo de 90 días.

Aunque el alivio fiscal estimuló a Boeing a construir el nuevo avión en su fábrica de Everett, Washington, la ayuda no motivó que el fabricante prefiriera piezas nacionales sobre las importadas.

La OMC también rechazó la afirmación de Europa de que seis otros elementos del paquete de incentivos del estado eran ilegales. La UE no tiene más apelaciones disponibles en este caso.


«Este fue un triunfo amplio y limpio para Estados Unidos», dijo el abogado general de Boeing, J. Michael Luttig, en un comunicado separado. «La última de las falsas afirmaciones que Airbus y sus patrocinadores gubernamentales han hecho ha sido ahora rechazada por la OMC».


El fallo no impide que las subvenciones al 777X se utilicen en un caso separado y más amplio presentado por Airbus contra Boeing en respuesta a la solicitud inicial del fabricante estadounidense contra su rival en 2004. Ese caso aún está en su fase de cumplimiento.

Se espera que el organismo de apelaciones de la OMC decida a finales de este año sobre una conclusión de 2016 de que la UE no adoptó medidas sobre algunos de los incentivos a Airbus considerados ilegales en 2011 y que el bloque agravó la situación con préstamos a tasas inferiores a las del mercado para el nuevo avión A350. 

Se permitiría a Estados Unidos aplicar sanciones de represalia si se confirma la decisión. La UE ha apelado y cuestiona los reclamos de Estados Unidos de 22 mil millones de dólares en daños y perjuicios.

Referente: El Finaciero

¿Para que son los pequeños agujeros en las ventanas de los aviones?

VentanaSe trata de un seguro diseño aeronáutico para evitar que la cabina se quede sin oxígeno

La ventana del avión es el sitio más codiciado cuando volamos pues ofrece las mejores vistas, y los otros pasajeros no nos molestan cuando se levantan para ir al baño. Mirar por la ventana o sacar una fotografía aérea es otra de las aficiones de los viajeros y, probablemente, algunos se habrán dado cuenta de que existe un pequeño agujero en la parte inferior de la ventana del que desconocemos su función.

Y aunque parezca raro que exista una diminuta perforación, en un avión que se supone hermético, es una medida de seguridad precisamente para que la cabina de pasajeros no se despresurice hasta quedarse sin oxígeno.

Diseño de la ventana

La ventana de un avión está compuesta por tres paneles separados por espacios vacíos entre ellos, y están hechos de materiales de resina acrílica y sintética muy resistente. El panel externo y central son estructurales y se sellan al fuselaje del avión. El panel interno se monta sobre el revestimiento de la pared de la cabina.

Orificio de respiración

Junto con el panel exterior -que es el encargado de soportar la presión externa- el panel central es el más importante, ya que, cuando el avión despega la presión del aire en cabina empieza a disminuir y, a partir de 3.000 metros no hay suficiente oxígeno para que los pasajeros respiren con normalidad, por lo que es necesario mantener la presión dentro de la cabina.

Y precisamente esta es su función: regular y equilibrar la presión entre ambos cristales, haciendo que la presión, durante el vuelo, se aplique solo en el panel externo, y en caso de que se rompa este último, contener la despresurización. (Los aviones están preparados para que, por debajo de una presión equivalente a 4.500 m, se activan automáticamente las máscaras de oxígeno).

Además, facilita el paso de humedad entre ambos lados del panel intermedio y evita así que la ventana se empañe o se congele, esto último es muy importante pues se deben evitar fisuras, grietas, arañazos y golpes , ya que esta ventana ayuda a mantener la integridad estructural de todo el avión.

Ninguno de los elementos que se pueden apreciar en la nave está puesto ahí por casualidad

Referente: La Vanguardia