Aviones de Qantas cerca de impactar en Austrialia

Unos metros y unas milésimas de segundos, fueron cruciales para evitar que dos aviones estuvieran a punto de colisionar en el Aeropuerto de Perth, Australia.

Los dos aviones iban a gran velocidad, la reacción de los pilotos fueron la pieza clave que evito la posible catástrofe.

El pilot de una aeronave de la aerolínea Qantas que recién aterrizaba el sábado por la tarde escucho una indicación desesperada el controlador que decia “Frenen ya” mientras desaceleraba.

En ese momento el capitán se dio cuenta inmediatamente de la razón; y era que se estaba cruzando en el camino de otro avión de la misma aerolínea, que daba inicio a la carrera de despegue. El capitán de la segunda aeronave abortó el despegue justo antes de levantar vuelo, evitando así la colisión.

La Oficina Australiana de Seguridad en el Transporte está investigando el incidente, que calificó como “muy serio”. El reporte final sobre las causas de lo ocurrido estaría recién a fin de año.

El accidente de Southwest Airlines dejó un fallecido

Sin embargo, el organismo brindó una hipótesis preliminar. Aparentemente, el avión que había aterrizado debía frenar en una distancia menor, aguardar el paso de la otra aeronave y luego continuar hasta la zona de desembarque.

Pero, por razones que no han sido especificadas, el piloto se pasó de ese punto y siguió avanzando; hasta que recibió la orden de frenar en seco.

American Airlines y Qantas intentan nuevamente concretar negocio conjunto

american-airlines-qantas-airwaysAmerican Airlines y Qantas Airways han presentado una nueva solicitud ante el Departamento de Transportes de los Estados Unidos (DOT, en sus siglas en inglés) para formar un negocio conjunto que les permita aumentar la oferta de vuelos entre Norteamérica, Australia y Nueva Zelanda, combinando horarios y con ingresos combinados.

Las dos compañías señalan que esta alianza estimularía de forma “significativa” la demanda de nuevos viajes: hasta 180.000 asientos entre los Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda al año.

American y Qantas advierte de que no tendrán otra opción que reducir aún más el código compartido en sus redes si esta vez no logran ‘luz verde’ a una operación que en su día sí logró el visto bueno de los reguladores de Australia y Nueva Zelanda antes de que fuera rechazada por los Estados Unidos.

Las aerolíneas esperan que ahora las autoridades miren “más favorablemente” el proyecto, ya que el presidente Donald Trump ha prometido impulsar la industria de Estados Unidos a través de una regulación más ligera y un enfoque más abierto para la aplicación de la ley antimonopolio.

“El negocio conjunto propuesto mejorará significativamente el servicio, estimulará la demanda y desbloqueará más de 300 millones de dólares (245 millones de euros) anuales en beneficios para el consumidor que no se pueden lograr a través de ninguna otra forma de cooperación”, dijo Qantas en un comunicado emitido este martes.

Qantas señala que un rechazo podría resultar en que la aerolínea reduzca sus frecuencias con el país o incluso cancele su servicio entre Sídney y Dallas, mientras que American puede reducir aún más los servicios entre Los Ángeles y las ciudades de Sídney y Auckland.

Lea También: Air Europa presento su primer Boeing 787-9

American Airlines y Qantas actualmente dependen de acuerdos de código compartido para hacer que esas rutas sean económicamente viables. Si se aprueba el acuerdo de colaboración las dos empresas podrían ofrecer más vuelos, incluso a las ciudades a las que actualmente no prestan servicios, según han argumentado las compañías.

Con información de EuropaPress.

Qantas utilizará biocombustible en 2020 para vuelos desde Los Ángeles

Qantas-Airways (1024x576)La compañía aérea Qantas es una de las aerolíneas líderes en el uso de este tipo combustible de aviación sostenible


La aerolínea australiana Qantas, perteneciente a la alianza Oneworld, ha anunciado que utilizará biocombustible en su base de operaciones de Los Ángeles en Estados Unidos, a partir del próximo año 2020.

La compañía aérea es una de las aerolíneas líderes en el uso de este tipo combustible de aviación sostenible. En el año 2012, Qantas y Jetstar comenzaron a utilizarlo en los vuelos comerciales domésticos Sídney Adelaida, Australia, que son operados con un avión Airbus A330 y un Airbus A320 de Jetstar para la ruta Melbourne Hobart y que ahora extenderá desde 2020.

El objetivo del proyecto es que todos los vuelos que despeguen de Los Ángeles LAX hacia Australia, realicen el trayecto con un combustible ecológico como el biofuel o también conocido como biocarburante, favoreciendo el cuidado del medio ambiente, mediante una considerable reducción de emisiones.

La aerolínea australiana ha firmado un acuerdo con la empresa estadounidense SG Preston, para el abastecimiento del biocombustible en el Aeropuerto de Los Ángeles LAX.

La decisión de la utilización de combustibles de aviación sostenibles supondrá la compra de 30 millones de litros u ocho millones de galones anuales a partir de 2020 para sus operaciones de vuelocon destino a Australia.

El biofuel de SG Preston estará compuesto por un 50% de aceites vegetales no comestibles provenientes de plantas, algas… y de otro 50% de combustible de aviación tradicional que son los utilizados por los aviones en la actualidad. Gracias al uso de este biocarburantes, se consigue una reducción de las emisiones de dióxido de carbono de un 50%.

El nuevo biofuel garantiza los mismos estándares de seguridad y rendimiento que ofrecen los que son utilizados tradicionalmente.

IATA ha felicitado a Qantas y SG Preston por la excelente integración comercial del uso de biocarburantes que está llevando a cabo la aerolínea.

Referente: Noticias Aéreas

Qantas busca realizar el vuelo más largo del mundo

Qantas-Airways (1024x576)Casi todo el mundo prefiere volar sin escalas, especialmente los ejecutivos. Y es más probable que éstos estén en posición de poder permitirse el coste adicional. Pero ahora mismo, ni con todo el dinero del mundo se puede volar desde Sídney hasta la Gran Manzana o el Reino Unido sin hacer una parada, porque los aviones comerciales no pueden cubrir esa distancia.

Puede que esto cambie pronto. Durante muchos años, los ejecutivos de la aerolínea australiana Qantas Airways anhelaban ofrecer un vuelo directo desde Sídney y Melbourne hasta Londres. Ahora, con el desarrollo tecnológico, por fin ven el potencial para cumplir ese sueño.

Dos nuevos modelos planeados por Airbus y Boeing, según esperan, lograrán hacer el viaje sin escalas a Londres —en 20 horas y 20 minutos— desde Sídney. Este modelo nuevo también atravesaría el Océano Pacífico y llegaría a Nueva York en unas 18 horas.

Este viernes, el máximo ejecutivo de Qantas, Alan Joyce, lanzó un “reto” público a las empresas para que extiendan la autonomía del nuevo 777X de Boeing, que se anticipa para 2020, y la versión de “distancia ultra larga” planeada para el A350 de Airbus, que se lanzará el año que viene.

Qantas espera recibir ese avión y abrir su ruta entre Sídney y Londres en 2022, afirmó la empresa como parte de sus resultados de ingresos para el año completo.

Qantas observó que los dos aviones “se pueden acercar” a los requisitos necesarios para hacer misiones a Londres y Nueva York. La arenga pública busca hacer que uno o ambos fabricantes revisen sus esquemas técnicos para alargar todavía más la distancia cubierta.

Un vuelo sin escalas entre Sídney y Londres acortaría en casi cuatro horas los tiempos de viaje actuales con una escala; en el caso de Nueva York, se podrían ahorrar casi tres horas. En un comunicado enviado por e-mail, Airbus afirmó que estaba a la altura del desafío.

“Pondremos en servicio el A350-900 ULR el año que viene para vuelos de distancia ultra larga de hasta 20 horas”, dijo la empresa. “Deseamos trabajar con Qantas para ver cómo podemos cumplir sus requisitos para volar sin escalas entre Sídney y Londres”.

Boeing no respondió inmediatamente a correos electrónicos en los que se solicitaban comentarios.

Los vuelos de larga distancia se han vuelto mucho más comunes en los últimos años, en tanto los aviones compuestos de menor peso, combinados con una tecnología para turbinas de avión que es más duradera y con un uso más eficiente del combustible, abrieron una serie de rutas nuevas con modelos de larga distancia de Airbus y Boeing.

“Por lo que hicieron con otros aviones, se sabe que las rutas Sídney-Londres y Melbourne-Londres realmente son posibles”, dijo Joyce al Sydney Morning Herald en abril.

Singapur, por ejemplo, planea utilizar el Airbus A350-900 ULR el año que viene para retomar sus vuelos sin escalas a Los Ángeles y Nueva York, cinco años después de cancelarlos por los costes del combustible.

United Continental vuela sin escalas entre San Francisco y Singapur una vez al día, y Qantas vuela de Dallas a Sídney. Ambos vuelos pueden superar las 16 horas.

Qantas abrió su primera “Ruta Canguro” entre Sídney y Londres en diciembre de 1947 con un Lockheed Constellation. El viaje tardaba cuatro días. Dentro de algunos años, la operadora con un canguro en su bandera espera poder hacerlo en poco más de 20 horas.

Referente: El Financiero